Escribiendo, James, Marina, Nunca es suficiente, Raff

Una mirada… para pedirte que te quedes.

Sé que estos últimos días he estado un poco desaparecida y lo siento, pero dedico todo mi tiempo (y más le dedicaría si lo tuviera) a la historia que estoy escribiendo. Es distinta a todo lo que has leído hasta ahora y estoy tan impaciente por terminarla y presentarla a la editorial que a menudo me olvido del mundo real. Por suerte mi familia está a mi lado y se encargan de recordarme que hay vida lejos del ordenador (y de poner lavadoras, recoger a las niñas, y encender la calefacción del estudio).  Espero poder compartir contigo esta nueva novela algún día, quiero que tengas tantas ganas de leerla como yo de escribirla.

Y un último secreto, estos días, cuando pienso que no lo conseguiré, escribo sobre los personajes de mis anteriores novelas. Son un tesoro y necesito que sigan existiendo. Daniel, Amelia, Nat, Jasper, Marina, Rafferty y James aún tienen mucho que contar. Aquí te dejo una mirada.

Quédate

Quédate

Una mirada… para pedirte que te quedes

«Nos vamos los tres juntos a Japón, James, Rafferty y yo. Nunca existió la posibilidad de que dejásemos a James hacer este viaje él solo. Él lo sabía, aunque probablemente quería negarlo y estaba dispuesto a mantener su fachada de hombre fuerte e impenetrable para evitar que Rafferty y yo le acompañásemos. Debo confesar que a pesar de que es maravilloso sentirme tan cuidada aún me duele comprobar que James siente que no puede pedirnos algo. Lo que sea. Todo. A Rafferty también le duele. No me lo ha dicho, estos dos hombres se empeñan tanto en demostrar su fortaleza que les cuesta hablar de sus sentimientos, pero lo sé. Yo nunca he estado en Japón, he viajado mucho por la O.N.G pero nunca a un país oriental. Sin embargo, siempre me había llamado la atención.

James se ha encargado de todo, en realidad desde que le dijimos que si no nos dejaba acompañarle cogeríamos el siguiente vuelo y nos plantaríamos en Tokio tanto si quería como si no farfulló un antipático “de acuerdo” y nos dijo que él compraría los billetes y reservaría el hotel. Y que no quería seguir hablando del tema.

Y ahora sé porque.

El muy idiota se ha asegurado de que no estemos los tres juntos en ningún momento. Oh, sí, los tres estamos en primera, pero Rafferty y yo en la fila dos y él en la fila diez. Y esto no es lo peor de todo. En mi billete figuro como señora Jones, señora de Rafferty Jones. Adoro a Raff, le amo con todo mi corazón, pero también amo a James. Por eso mismo decidimos que yo mantendría mi nombre de soltera y que sí en algún momento me apetecía utilizar el de casada este sería Marina Jones-Cavill.

-Será un error informático -ha dicho casi sin mirarme cuando le he preguntado a qué demonios venía lo del nombre.

-Señora Jones, tiene que ocupar su asiento. Estamos a punto de despegar -me ha recordado una azafata. Y la muy descarada no ha dejado de mirar hambrienta a James-. ¿Puedo ofrecerle algo de beber, señor Cavill?

-No, gracias. -James ha tenido la decencia de carraspear incómodo y de no mirarla a los ojos.

La azafata se ha ido, aunque estoy segura de que volverá en cuanto pueda. James crea este efecto. Es adictivo.

-Tienes que ir a sentarte, Marina.

-Esto no ha acabado, James.

Me voy porque sé que si no lo hago Rafferty no tardará en aparecer y no quiero que los tres discutamos en medio del avión. Rafferty solo ha accedido a quedarse sentado porque se lo he pedido, pero si tardo más vendrá a buscarme y le echará en cara a James su cobardía por intentar ocultarnos.

-¿Qué te ha dicho el señor Cavill? -es lo primero que me pregunta Rafferty tras asegurarse de que me abrochado el cinturón. Me coge de la mano y entrelaza nuestros dedos.

-Nada -refunfuño.

Rafferty me levanta la mano y deposita un beso en los nudillos.

-No lo entiendo, él siempre ha sido el más valiente de los tres -me dice sin apartar los labios de mi piel.

A Rafferty todavía le duele saberse culpable de nuestra separación. Fue una etapa muy dolorosa para los tres, pero ya la hemos superado.

-No fue culpa tuya, Raff -insisto-, creías que nos estabas protegiendo.

-Fue un infierno. Jamás he sufrido tanto como cuando estábamos separados. Y os hice pasar por ello, Marina.

Enredo los dedos de la mano que tengo libre por su pelo y le acerco a mí para besarle. Sus labios tiemblan un segundo bajo los míos, los separa. Susurra mi nombre y cuando nuestras lenguas se acarician le siento rugir. La ternura siempre forma parte de Raff pero ese beso no tarda en convertirse en furia, en fuego, en pasión. Está tan furioso como yo con James y en ese beso no duda en demostrármelo, en desahogarse. Me muerde el labio para después pasar la lengua por la marca de los dientes. Aprieta la mano que tiene en la mía y la otra aparece en mi espalda para pegarme a él. Los asientos de primera son como butacas enormes y odio ese maldito cinturón que me prohibe soltarme y sentarme en el regazo del hombre tan maravilloso y apasionado que me está besando.

-Joder -masculla al separarse-, te necesito. Este maldito vuelo dura casi doce horas. No voy a poder soportarlo.

Sonrío y le acaricio la mejilla mientras él respira despacio y mantiene la mirada fija por la ventana. Hemos despegado y no me he enterado.

-Tranquilo, Rafferty. A mí me sucede lo mismo. -Aflojo el cinturón un poco para poder darle un beso en la mandíbula que él no puede dejar de apretar-. Prometo arreglarlo en cuanto aterricemos.

-El señor Cavill nos debe una explicación -afirma Rafferty enfadado, aunque respira mejor que antes.

-Unas cuantas.

Rafferty vuelve a girarse entonces hacia mí y levanta las manos para sujetarme el rostro. Se acerca despacio, me besa los párpados -he cerrado los ojos sin darme cuenta- y después los pómulos antes de detenerse en mis labios y darme un beso. Dulce. Sensual. Maravilloso.

Tiemblo. Maldita sea, les quiero tanto.

Abro los ojos y veo que Rafferty tiene el rostro ligeramente ladeado y la mirada fija en la fila detrás de la nuestra. Si la persona que ocupa ese asiento se ha entrometido entre nosotros va a tener un problema.

El fuego de la mirada de Rafferty me desconcierta y muevo la cabeza en busca de ese desconocido. Es James, estaba tan perdida en el beso de Raff que no me he dado cuenta de que James se levantaba de su asiento -en la fila diez- y venía a sentarse detrás mío.

-Vuelve a besarla -le pide James a Raff con la voz ronca. Tiene los ojos brillantes, casi como si estuviese conteniendo unas lágrimas, y los puños apretados.

-Si te levantas de ese asiento y se te ocurre volver a alejarte de nosotros, te lo haré pagar Jamie -le amenaza furioso y herido Rafferty.

-No me moveré -asegura James y veo un dolor extraño y profundo en su mirada-. Está arreglado -añade críptico-. Estaré aquí todo el vuelo. Vuelve a besar a Marina, por favor.

Rafferty me está acariciando la nuca con una mano y noto que la tensión sigue dominando su cuerpo, pero ahora además de deseo y rabia hay algo más. ¿Miedo? ¿Preocupación? ¿Dolor?

Miro a James y no hace falta que le diga nada. Suspiro y suelto despacio el aliento.

-Bésame, Raff, cariño. James no se irá de donde está.

Rafferty se gira hacia mí y su rugido se pierde entre nuestros labios.»

Enamórate de Marina, Rafferty y James y seguiré contándote sobre ellos ♥

Miranda Cailey Andrews.

Standard

4 thoughts on “Una mirada… para pedirte que te quedes.

  1. me ha gustado mucho esta escena porque he sentido lo mismo que Marina y Raff, y el momento en que James le ha dicho a Raff que volviera a besarla ha sido muy my intenso! tengo muchas ganas de que nos puedas avanzar algo de la nueva novela que estas escribiendo, besos

  2. JULIA says:

    AMO ESTE TRIO! es una de las relaciones que mas me ha conmovido…es increible la intensidad que transmiten…ansío seguir leyendo d ellos….ME ENCANTA🙂 GRACIAAAAS

  3. sou-elene says:

    Que pasaaaaa??.. hace mucho que no sabemos nada de ti … ya estoy con muerte lenta por extrañarlos tantooo…. un regalito aunque sea pequeño porfissss…😭😭😭😭😭

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s